Congreso Nacional entrega condecoración a embajadora de Estados Unidos Lisa Kubiske.

Tegucigalpa  El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, pidió este jueves a la embajadora saliente de Estados Unidos, Lisa Kubiske, ser una digna representante de Honduras y donde quiera que vaya diga al mundo que éste es un país alegre y que la breve tribulación nada tiene que ver con el futuro hermoso que se construye en el país.

El titular del Legislativo, en sesión solemne, entregó la orden Gran Cruz Placa de Oro y Pergamino Especial a la diplomática que parte del país en los próximos días,  reconociendo así su aporte al país en los distintos ámbitos de la sociedad.

En su discurso, Oliva expresó que el Congreso Nacional experimenta profunda satisfacción al reconocer la trayectoria de una “gran amiga de Honduras, la embajadora de Estados Unidos ante el pueblo y gobierno de Honduras, Lisa Jean Shapiro de Kubiske.

Recordó que Kubiske llegó al país cuando aún no desaparecía la turbulencia política de 2009 y asumió el cargo para colaborar con el gobierno del ex presidente Porfirio Lobo en condiciones difíciles y es en esa circunstancia donde se conocen los amigos.

Señaló, que su gestión se caracterizó por un marcado acercamiento con el pueblo y que gran parte de su tiempo se dedicó a conocer la realidad nacional, la riqueza espiritual de la gente y la determinación del hondureño por conquistar alturas.

Resaltó que durante su estadía, Kubiske trabajó en varios temas de cooperación bilateral y asistencia, que han dejado huella en el desarrollo humano, como brazos extendidos para rescatar jóvenes, impulsar mujeres emprendedoras, adjudicar becas a estudiantes y alentar microempresarios, y eso se debe agradecer.

[tribulant_slideshow gallery_id=”17″]

Refirió que el presidente Juan Orlando Hernández, está comprometido con relaciones  diplomáticas más allá de lo protocolar y que Honduras afirma su amistad con las naciones del mundo, sobre una base de cooperación efectiva, mutuo respeto y legítima dignidad.

“Ello lo sabe bien Estados Unidos, que atenderá nuestras propuestas por una asociación de responsabilidades compartidas, en asuntos sensitivos como la seguridad regional y el fenómeno de la migración, por citar algunos”, acotó

Añadió que Estados Unidos, “es ejemplo de respeto a la ley, la libertad, de trabajo y lucha por conquistar el sueño americanonosotros, con esos mismos valores, queremos que aquí también se forje y alcance el sueño hondureño y para ello se trabaja con tesón y compromiso”.

Agregó que el reconocimiento lleva el recuerdo de un pueblo agradecido, las manos cansadas de los campesinos, la sonrisa de los jóvenes, la mirada tierna de los niños y el coraje de las mujeres que también quieren ser madres en un mundo mejor para sus hijos.

Oliva pidió a la diplomática que cuando regrese a casa y recuerde sus estadías en Tegucigalpa, sus pueblos, valles y montañas y al dejar de ser embajadora de su país en Honduras, haga las veces de embajadora de Honduras por donde quiera que vaya.

“Que invite a sus compatriotas y al mundo a tomar café, que somos un pueblo alegre que sonríe al futuro, que tiene su riqueza en la fuerza de sus jóvenes y que la breve tribulación momentánea no tiene nada que ver con el futuro que se está construyendo”, reiteró.

Agradeció a su esposo Dan Kubiske y a sus hijos, por su tiempo en Honduras y le pidió recibir la condecoración del Congreso Nacional, como un recuerdo sincero y de agradecimiento por su labor en Honduras.

Por su parte, la embajadora Kubiske agradeció el reconocimiento del Legislativo, que dijo recibir con humildad y cariño de ese poder del Estado que representa al verdadero pueblo de Honduras.

Señaló que ha sido de gran placer ver los cambios alcanzados en los últimos tres años, donde han luchado juntos para realizar las elecciones más transparente posibles, dando a los ganadores la credibilidad de haberlo hecho y eso es muy importante.

Dijo a los diputados que son la esencia de una clave crítica para la democracia en el país y que con la llegada de un nuevo gobierno, se debe pensar en serio sobre las situaciones que el país enfrenta, fortalecer la institucionalidad y más oportunidades al hondureño.

Resaltó que el Congreso Nacional esté representado por varios partidos políticos y que su voz debe usarse de forma constructiva para resolver los problemas del país que aún son  urgentes.

Pidió a los diputados el mejor esfuerzo en su labor legislativa y crear una Honduras próspera, democrática, libre de drogas, libre de corrupción y más segura.

Lisa Kubiske es una diplomática con experiencia en América Latina, China y Washington.  Previo a su nombramiento fungió como ministra consejera de la embajada de Estados Unidos en Brasil.

Laboró como directora de Asuntos Económicos del Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado; ministra consejera en República Dominicana y oficial en el Centro de Operaciones, entre otros cargos.

Ha sido galardonada con el Premio al Valor por su trabajo en coordinar los equipos de búsqueda estadounidenses en el terremoto de septiembre de 1985 en México, así como otros premios por su labor. Cuenta con una licenciatura de la Universidad Brandeis y una Maestría en Servicio Exterior (MSFS) de la Universidad de Georgetown.

Además de recibir la condecoración de parte del presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, los diputados del Partido Anticorrupción (PAC), Rafael Virgilio Padilla y Ana Joselina Fortín, entregaron un hermoso ramo de flores a la diplomática estadounidense.